Absurda animación

El sentimiento del auto-culto
poco después de común,
es el reflejo cumbre agotado
de un arado colosal,
poco después de común
es la transpiración de un punto
culminante ya aprendido…
el sentimiento del auto-culto
es la ocurrencia de un pedacito
inminente del ‘entonces’…
es una mitad inevitable
de la ilusión… una pizca elefantina,
un ápice de lo fétido.

2 comentarios:

La luz del Argos dijo...

woooooooooooow

Que bello escribes ehhhh!!
Dejas metaforas eternas en tu poesía...Me alegra visitarte.

Mi respeto.

RDT dijo...

No creas, muchas veces la musa duerme y no es igual, pero cuando esta activa hay que aprovecharla, gracias por ese comentario tan positivo, un abrazo fuerte Luz, Roger