Remolque exterior

Pusiste la creencia
definitiva sobre los hombros
pero tu casa es inútil,
los bienes
no están vivos;
nada alcanza
para cubrir el peligro
de la carne en la metrópolis.
Allí, los sobrevivientes
al choque supremo,
se devoran
como desgraciados,
y los caníbales
al alcance de todos
nos transmiten su impresión,
cuando los hechos
se fracturan.

2 comentarios:

Al Hrrera dijo...

Una de las propiedades más interesantes de las revoluciones es que renacen con bríos siempre distintos, con orígenes distintos.

Interesantes líneas, caballero. Es un placer.

RDT dijo...

Gracias por estar y dejarme tu siempre interesantes comentarios, un abrazo, Roger