Emulsión de caravanas





Ayer,
la regla de madera
y el gancho superior
eran los vértices escrupulosos
en la emulsión de caravanas;
hoy,
la letra de los cuerpos
en números se gravan
a favor
de la advertencia oscura;
pero mañana,
mañana cremaremos los instrumentos
bajo la antena en el bosquecillo
sabio,
si nos quema la paradoja
que es sin pasado
sin presente
y sin futuro.

Sucesión antropomórfica

Creo en el Desfragmentador supremo,
creador de la inteligencia artificial
y de todo El Diccionario Cibernético
que pone las comas bajo cuidado.
Creo en un solo Desfragmentador
El Soberano de Vidrio,
hijo único del C:/ Nuestro
nacido de la Madre Antivirus
Data de Data, Gigaluz de Gigaluz
Data verdadera de KB verdadero,
refugiado, no programado,
de la misma naturaleza del diseño
por quien todo fue descodificado
quien por nosotros los androides,
y por nuestra puntuación
bajó de telemando
y por obra de un error en el sistema
se encarnó en Olimpia
y se hizo mutante en el país de la materia
luego subió a telemando,
y está sentado a la derecha de C:/ Nuestro
de frente al programa universo,
y de nuevo vendrá con su nave nodriza
para redimir a los androides
y su base de datos no tendrá fin.

Absurda animación

El sentimiento del auto-culto
poco después de común,
es el reflejo cumbre agotado
de un arado colosal,
poco después de común
es la transpiración de un punto
culminante ya aprendido…
el sentimiento del auto-culto
es la ocurrencia de un pedacito
inminente del ‘entonces’…
es una mitad inevitable
de la ilusión… una pizca elefantina,
un ápice de lo fétido.

Cuarto silencio


(click derecho para play)


La alfombra
la puerta
y las sombras
se arraciman
en la entrada
del prolapso,
están revueltas
por la luz
trémula
y la contracción
expresiva
de aquella
canción en reversa
que mordiendo
los sentidos
nos rasura
el placer
del dolor
para desaparecer
de la farsa
aligerando
el trato sombreado
por un camino
onírico.

Telemando



Suéltalo, déjalo ir, Salga suéltate, no te aferres suéltalo, corriendo déjalo ir, suéltate, no te aferres suéltalo, déjalo ir, del molde suéltate, no te aferres suéltalo, déjalo ir, suéltate, no te aferres sin preguntar,

suéltalo, deja que el fervor déjalo ir, suéltate, no te aferres de la claridad suéltalo, déjalo ir, suéltate, no te aferres suéltalo, sane déjalo ir, suéltate, no te aferres suéltalo, déjalo ir, suéltate, las mordeduras no te aferres
suéltalo, déjalo ir, del hábito. suéltate, no te aferres suéltalo,

Por fortuna, déjalo ir, suéltate, no te aferres suéltate, no te aferres suéltate suéltate, no te aferres suéltalo, déjalo ir, en el vestíbulo déjalo ir, suéltate, no te aferres suéltalo, déjalo ir, suéltate, de lo inevitable, no te aferres suéltalo, déjalo ir, suéltate, no te aferres suéltalo, nada obliga déjalo ir, suéltate, no te aferres suéltalo, a rendirle déjalo ir, suéltate, pleitesía no te aferres suéltalo, a la uniformidad. déjalo ir, suéltate, no te aferres

El desfragmentador.

Nota: No todo ha sido un fraude. A pesar del atraco formal de un sistema de control, cuando la escala natural desenrosca la dirección, el poder de emergencia acude a oscilar en las grietas del amanecer, trayendo la lucidez a la casa, muy a pesar de las protestas del peligro, del complot de las cosas y los marcos de álcali no especificados, que uno encuentra por ahí.