Pasaje gótico














En el valle de los huesos
el perfume de la lluvia,
es el movimiento mudo
que desplaza el olor
de los corazones incinerados.

Durante las horas oscuras,
mueren de cara al sol
ampliando el cadáver
del gran péndulo de polvo...

El pregonero de la muerte
se esconde detrás del reloj,
para que su iluminación
les ampute los deseos.

El turismo de la bahía
sigue viniendo cada año
a ver como nacen de unos huevos
sus banderas…

Hay fiesta en la Necrópolis  
y los magos de los colores
hechizan a los buzos,
hasta fijarlos con clavijas
al firmamento.

Solo unos pocos logran asumir
su propia luminiscencia,

y luego de apagar sus sombras,
despertar.

Ellos son los inmortales.

9 comentarios:

Pedro F. Báez dijo...

Tú, entre esos pocos, asumes el protagonismo de tu propia luminiscencia: destellante, irradiada, como las auras que rodean a esos seres de otras dimensiones, de otras galaxias, de otras realidades dentro de nosotros mismos. Quedé apabullado ante el digno dolor subterráneo que subyace en todo el poema y ante esa rara, extraterritorial belleza tuya que trasciende lo conocido para llevarnos sobre el claroscuro a los umbrales de otras esferas. Cuando leo estas cosas tuyas, así de inusitadas y con vida propia, no puedo evitar sino pensar lo de siempre: "este hombre es un genio". Y lo eres. Un abrazo, Roger.

JosEvelio dijo...

Roger:
Ante la certeza de la poesía, lo mas sensato es el silencio y releerla.!!!Y eso haré!!!
!No te felicito, para que te sientas felicitado!

Roger Rivero dijo...

Gracias amigos por sus comentarios tan gratos, y por pasar por mis locuras, un abrazo grande!!!!

Al Hrrera dijo...

He notado que el romanticismo ha enternecido tus manos y tu mente a la hora de escribir. Noto tu poesìa màs càlida, màs orgànica. Es cierto, extraño al viejo Roger. Pero debo admitir que esta versiòn nueva me agrada.


Y mucho.

Roger Rivero dijo...

Hey bro. Gracias por tu pasada mi amigo. Lo que pasa es que I’m trying to build for every project a different theme; conservando el estilo este de crear mundos imaginarios. Tu sabe, hakeando el lenguaje de los sueños, un abrazo fuerte Caballero, y que la fuerza nos acompañe muchachón, esooo

Aurora dijo...

Wauuuu!!!! cuanto sentimiento emana de este poema, profundo, inmenso !!

Un beso

Aurora

Pedro F. Báez dijo...

Roger, gracias por tus comentarios tan lindos y por gustar del nuevo diseño de mi página. Te digo algo: me encantan los campesinos, los guajiros. Eran mi "gente" favorita en Cuba. Tan sinceros y tan apegados a la verdad, a la realidad, a la tierra... Creo que ya te lo comenté hace un par de semanas, pero a mí también me fascina el nuevo "look" de tu blog y sí, también esa "nueva" sensibilidad que trasciende en tu arte poética (siempre estuvo, tras circuitos, mecanismos y bobinas) y que da nueva dimensión y calidez a una obra asombrosamente marcada por una nueva visión y lenguajes que son totalmente tuyos y de nadie más. Eso te hace grande y original a mis ojos. Eso, para mi entender, te hace genio, lo repito. Un abrazo, hermano "guajiro" (jejejejeje).

Roger Rivero dijo...

Aurora muchas gracias por dejarme tu huella, buen finde y cuidate mucho!!!

Roger Rivero dijo...

Eres tremendo Pedro!!!! Cuidate amigo!!!!!