Bordes del universo

Veo en la costa a una estrella en el vacío,
y en el curso de las medidas
habitar, junto a los juicios
a las figuras de las nebulosas...
Veo en la costa, a la persona biónica
que apiña las leyes matemáticas
al encender,
una obligación animada
por resentimiento al picnic patriarcal de la tierra;
veo, las grietas personales
de una realidad aparte,
como veo también, la superioridad
de ese capricho farmacéutico
del hombre que presume leer.
Veo en la costa,
el sitio heliocéntrico de los sistemas solares
agitar, en su regazo, al espacio;
y escucho, entretanto los presagios
provenientes de otra estrella,
mientras canta su tragedia en un gesto mudo,
y brinda por la génesis
dulce que empalaga de plasma fosforescente
las lágrimas de la nada total,
y a lo lejos,
descubro la muchedumbre del cambio,
injertando su cariño
en una parada hacia Neptuno.
Veo antes de partir
de la costa de Ganímedes,
a una conexión estelar
mecer el curso de unas naves
que esperan el acceso para aterrizar;
y en mi mente, percibo,
un presagio en ayuda de una persona
diferente a la producción de la miel de mi idioma,
tanto o igual como oigo también
el consejo de la rosa de los vientos,
y al especialista, que corva, el nudo de una alabanza
a la fragilidad del tiempo...
Pero mi pensamiento supersónico
tras una condensación telepática,
por adherirse a lo total,
entra sin quererlo en el séquito
de los sucesos que decoran la bóveda celeste,
y se pierde,
se extravía...
entre los bordes del universo
en un viaje sin final.

14 Comentarios :

panteraenlanoche 6 de noviembre de 2010, 21:06  

Aunque no sé si lo he entendido me quedo con esta parte que escribes:
y en mi mente, escucho,
un presagio en ayuda de una persona
diferente a la producción tácita de la miel del idioma,
escucho en mi mente,
el consejo de la rosa de los vientos
y al especialista que corva el nudo de una alabanza
a la fragilidad del tiempo,

Esa parte en la que tu apareces intentando ayudar y siendo aconsejado es la única conclusión que saco de ese caos que aparentemente se mueve entre ritmos de un universo aparentemente perfecto e imperfecto.

Pedro F. Báez 7 de noviembre de 2010, 1:16  

Regresas a las estrellas, Roger. Significativo. Mi pequeño poema de mañana (en unos minutos ya será "mañana" en esta costa) también mira al espacio y a las estrellas. Y desde luego, para ti el tiempo es primordial y omnipresente, como lo es para todos, aunque tengamos miedo de aceptarlo. Un fuerte abrazo, hermano mío.

María Ramos 7 de noviembre de 2010, 8:03  

Mis felicitaciones por tu regreso a lo espacial, un tema de puertas abiertas donde te mueves sin la gravedad de lo terrestre de una forma espectacular. Un placer leerte.

Lab. de Procesos Químicos 7 de noviembre de 2010, 13:01  

Siempre sorprendente como es que el viaje interestelar sucede en el ser. Desde el ser vemos las estrellas y desde las estrellas el ser, y el ser es todo, la muchedumbre, el paisaje, la galaxia. El "pasaje" al viaje interestelar, el estar en todo al mismo tiempo... que increible!

Como siempre, desde la lealtad a la libertad de pensar. Que no por elegir uno, entre muchos pensamientos, se convierte este en algo de menor valor. A veces la diversidad marea! Pero al que no lo maree, bien por el =)

Litoh ¬¬ 7 de noviembre de 2010, 13:25  

me gusta pararme y observar las estrellas cuando hay cortes de luz, cuando crees llegar al horizonte del univerzo, vuelves a encontrar otro aún mas lejos.

felicitaciones Roger exelente poema :)

Roger Rivero 7 de noviembre de 2010, 15:22  

Gracias Pantera por visitarme y dejarme tu comentario, te deseo una magnifica semana, un abrazo.

Roger Rivero 7 de noviembre de 2010, 15:23  

Hola Pedro, gracias amigo, pues si ya empecé en nuevo proyecto vamos a ver como sale y si, hoy como te decía nos dio por tornar la mirada al firmamento, un abrazo hermanito y que tengas una hermosa semana.

Roger Rivero 7 de noviembre de 2010, 15:25  

María, mi amiga, gracias por dejarme tu huella esperemos que la gravedad no influya mucho, esooo, un beso grande.

Roger Rivero 7 de noviembre de 2010, 15:38  

Litoh, el universo es fascinante y como ha propuesto la teoría de las cuerdas hay muchos mas universos de los que podemos ver, gracias por tus felicitaciones y por la generosidad de dejarme tus palabras, un cordial saludo y magnifica semana.

Aurora 7 de noviembre de 2010, 16:58  

Regresas al espacio, al infinito, te fundes en èl.
Maravilloso !!!!!!!!!!!!
Tienes una imaginaciòn y una sensibilidad extraordinaria. Me encanta!!!

Un beso

Aurora

JosEvelio 8 de noviembre de 2010, 5:52  

"la miel de mi idioma"
Roger !!hermoso poema!!
un abrazo

Roger Rivero 10 de noviembre de 2010, 23:02  

Gracias Lab. de Procesos Químicos por tu lectura y comentario, un abrazo en la distancia.

Roger Rivero 10 de noviembre de 2010, 23:03  

Aurora te agradezco tu pasada y la generosidad de tu comentario, un abrazo fuerte.

Roger Rivero 10 de noviembre de 2010, 23:04  

Josevelio, hermanito gracias por estar, te mando un abrazo grande!!!

Publicar un comentario

Gracias por visitar Ruedas del Tiempo. Vuelve pronto.

Posteos anteriores

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger

Blogger templates

About This Blog




Estadisticas

Blogger news

All texts are the property of Roger Rivero and are protected by international copyright laws. You may not alter or remove any trademark, copyright or other notice from copies of content.You may, however, download material from the site ( one machine readable copy and one print copy per page ) for your personal, non-commercial use only.
Safe Creative #1003095722764

  © RUEDAS DEL TIEMPO Roger Rivero by RDT 2012

Subir TOP