Contenedor de esferas y edades















De morar rincones con sabor púrpura…
De vivir en las localidades horizontales
de extraños universos fractales,
aprendí a dormir dentro de los filamentos
cubiertos con el hollín de las películas,
a arroparme con el tapiz para el piso de la catedral,
y a comer sobre los balancines elásticos
en donde espigan los estudios.
Entre las curvas de la espiral,
aun cuando no tenía un mantel individual
contra las columnas,
tan solo por el derecho propio a la bandeja,
me prendía de la tribuna del talonario
y me dirigía al espacio exterior,
todas las veces que necesitara
un indulto para la oscuridad.
Sin manchar las paradas todavía,
envíe la ambrosía de mi leche
en un coche con techo de metal y mujeres,
adonde la nieve
no puede pronunciar mal la pausa.
A pesar de mantenerme imperceptible
ante la atracción de los autobuses,
y para los arados que doblan las mecedoras
de los diccionarios fortuitos,
cuando llegan las vacaciones
me la paso banqueteando el brote más viejo,
de los cumpleaños de Jane
en su vida de antes.

Presentación de mi obra: Inteligencia Artificial

 Gracias por vuestro apoyo amigos, pues gracias a ustedes este libro se hizo realidad. Enhorabuena!!!!




La información aquí