Reseña del poemario de Roger Rivero: ‘Inteligencia Artificial’ Miami Herald el diario local

Por: ELENA IGLESIAS
Especial/El Nuevo Herald
04.24.11




Poeta, además de técnico en procesadores, Roger Rivero es también músico. Ejecuta el sintetizador, la guitarra eléctrica, y compone canciones sobre la temática de la música espacial electrónica.

La poesía de este joven habanero es mayormente de ciencia ficción, como confirma su último poemario, Inteligencia artificial.

Su título nos recuerda la película del 2001, hecha por Steven Spielberg, cuyo protagonista era David, un niño androide programado para poder amar. Un robot incomprendido, rechazado y a veces temido, pero con un inquebrantable amor por su madre.

María Ramos, prologuista de este poemario, sugiere que los versos de Roger pueden ser de un “misticismo científico”, y yo concuerdo. Este poeta es un rebelde, pero un rebelde místico:

“…no importa lo que hagas;/ siempre descubre/ que todo aquel/ capaz de soñar,/ es inquebrantable.

“…sobre la arena incandescente de la gema azul/ que el mentor me instruye/ soy existencia pura”.

Inteligencia Artificial trata además de la libertad, libertad de hacer, pero sobre todo, de ser uno mismo, sin aceptar compromisos con el status quo; con las programaciones; con la miopía del que no comprende: “… para que nada en absoluto/ ni las estatuas/ permitan tu tropiezo,/ y aunque corras por la vid/ de los mundos internos,/ recuerda,/ siempre corre adelante/ silbando el aire libre,/ adelante…”

Leer completo: http://www.roboticaeducativa.com/noticias/?p=3260

La ascendencia muda



La periferia de la esfera,
es un pequeño ramo inteligible
pero adecuado
al beso de la alienación,
porque hace escarnecer
la endrina del guionista.
Ello conduce el contento
y la viabilidad
a través de la medida,
chocando con la jaula
durante la ferocidad
del equilibrio de esta generación,
haciendo un nudo en la era
que abandona la vida;
pero cuando golpea su moldura
tocando suela,
hasta el tiempo grita por un abrazo;
de manera que de mi parte,
la acción analógica del reloj
tomó mis tablas y las removió,
en el sentido equivalente
a cuando se me olvida
que soy de carne contigo.


Sencillamente desagradable

Constante,
y segura, de una cuchillada
se abre las venas,
rechazando por completo el cariño.
Pero nada ocurre,
y con ecuanimidad lúgubre,
continúa su paseo por los laberintos
que están debajo del concurso
de las angustias,
llevandose el lazo para el cuello
en el techo de alguna habitación.
Ella no quiere ser inmortal.
Esta cansada de su blanca palidez,
y las edades de moral oscura.
Ella quiere renacer más allá de la luz
y la oscuridad...

Ella quiere la segunda muerte, my lord.

Solsticio de verano


Una sonrisa cóncava,
es la interrupción del semblante
de nuestra dimensión acústica.

Puede llover, sí;

puede que algún fenómeno rutilante
arroje su textura,
sobre los hechos,

pero en el tratado de los andares,
todo empieza y termina allí,

en uno.

Ésta expresión próspera,
nos profetisa la presencia
de la matriz del destino
en el crepúsculo de las cosas.

Y puede llover, claro;

puede que algún fenómeno rutilante
arroje su textura,

sin embargo, hoy ríe la vida
en la alquería de la iluminación.

Ya sea por el olor de la verbena,
por los surcos submarinos,
o por la humedad de la joya solitaria...

Lo cierto es que desde la última iglesia
en la colonia del maestro,

hoy la vida, parece feliz.

Emparéjame las ondas

Oído
de platos abruptos.
La presencia,
de los reinos brillantes
por el incendio
de su corso y enaguas.
Un grito de mujer
a la mariposa.
La depresión del ajo.
La refrigeración del lago.
Nuevamente el incendio
de su corso y enaguas.
El recuerdo de los muelles
quemando el mar...
Por fin, listo
el entalle de una sopa
con la sustancia de la locura,
en este buffet de asuntos
para cenar.

La estancia del crepúsculo


Alrededor
de las flores
se ordenaron las ventanas.
El castillo
es un organismo vivo
preparado para las tormentas.
Tiene una vista magnifica
hacia el Oratorio de la Carne,
donde los aspirantes
buscan ser iniciados.
La decoración de la recamara
se determina
por mi línea de sangre.
En el centro de la sala,
debajo del cuerno
de la abundancia,
esta el espejo del lema inmortal.
El sótano
tiene una existencia muerta
ya que sus paredes conservan
la sensación somática
de la prisión de la materia,
y más abajo,
está enterrada la traición
de la lista de demolición…
(pero eso pocos lo saben) …
Mientras de la cocina
viene el aroma de un expreso
de sombra y antigüedad,
en el patio,
el canto corrido
de mis gotas rítmicas,
ahora quema las cascadas
de la reducción liquida
de mi temperatura…
Al servicio
le dimos un hacha
pero nunca va a sonreír
sin razonar.
Esta noche
me espera la luna
en mi sarcófago,
cubierta con un saco
de sopor y metal.

Salto ocultista

Con espadas de fuego,
costuras en llamas
y la brisa dura
del acero brillante.
Instruidos,
en el enigmático cáliz
del huracán
de los ritmos ya retirados
Provistos,
con la cultura del arte pulido,
las tarjetas de los símbolos,
y una ventana dimensional.
Con los perfumes móviles
de la llovizna,
junto al aroma de las tablas de alabastro.
Con un tinte de simetría antigua,
y con el relámpago
que electrifica los limbos
de nuestros pueblos de mármol.
Con las reliquias,
y el marco desnudo
donde volamos libres
entre la brisa que sopla
hacia una luz distante.
Con los corazones incinerados,
por el cadáver del tiempo.
Con nuestra carne,
huesos
sangre
y fuerzas
defenderemos
la permanencia
de nuestros sueños.

Posteos anteriores

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger

Blogger templates

About This Blog




Estadisticas

Blogger news

All texts are the property of Roger Rivero and are protected by international copyright laws. You may not alter or remove any trademark, copyright or other notice from copies of content.You may, however, download material from the site ( one machine readable copy and one print copy per page ) for your personal, non-commercial use only.
Safe Creative #1003095722764

  © RUEDAS DEL TIEMPO Roger Rivero by RDT 2012

Subir TOP