El poder de Dave Blake

Viniste a matar el vacío
hasta encallar en mí como un dios…
…me llevaste más allá de la luz
a los lugares divinos,
en donde yo pude mostrarte
los mares de sumisión…
…y descubriste siendo sin culpas,
con el luto del dolor el nacimiento
del placer de los sentidos...
...y mientras ondeabas
como una quimera
permitiendo acariciarse,
yo me mantuve escondido
en la danza de tus tatuajes,
impregnados con la lujuria
milenaria de las artes...
… pero los árboles de fuego,
te mostraron el camino
a donde corren los fantasmas
temerosos del corazón...
...y te fuiste sin poder hablar
ni saber nunca, que solo contigo
olvido que soy inmortal…



7 comentarios:

Cinzia Procopio dijo...

Gracias por pasar y dejarme tus palabras. Un abrazo

Justine dijo...

Valoro el arte como si de ese dón milenario en estado de extinción...poesía y lujuria unidos de la mano, y post de una inmortalidad efímera, elocuente como el silencio de las palabras.
Un verdadero placer.

Déjame un Poema dijo...

Querido amigo, que bello poema, es una delicia leerte
Que bello expresas tu sentir, me encantó.
besitos para ti, que Dios te bendiga. y pases un hermoso fin de semana.

Aldhanax Swan dijo...

Qué hermoso poema Roger! Es increíblemente bello. REalmente muy lindo. Te sigo. Besos

JosEvelio dijo...

Un elocuente canto al tatuaje de las caricias humanas.!!Hermoso!!

Roger Rivero dijo...

Muchas gracias amigas y amigos por vuestros comentarios y las visitas, en verdad lo aprecio, un feliz fin de semana y nuevamente Gracias!!!

Poetiza dijo...

Roger, bello poema amigo, el amor siempre se va y eso es triste para un alma que amo sinceramente. Yo tampoco me olvido de ti amigo y aqui estoy para leerte y dejar un beso con estas letras, cuidate mucho y te deseo lo mejor de lo mejor hoy y siempre.