Espantapájaros


Timonero fiel,
mensajero de lo desconocido,
nuestro destino es claro:
estamos decorados para secar,
y sin ojos, varón de paja,
debes poner ubicación a la muerte
por sobre tu cuerpo de cielos textiles.
Oh, figura del olvido,
harapiento,
y lejano protector
de cadáveres y postigos cerrados,
es cierto:
¡El origen está en mis manos!

5 comentarios:

jinny dijo...

Gracias por ofrecernos el otro lenguaje, el ausente.Gracias por tu POESÍA que salva la poesía.
saludos

Roger Rivero dijo...

Caray que comentario tan agradable, gracias Jinny!!!

Poetiza dijo...

Roger, siempre bello leerte amigo. Besos, cuidate.

Alma Mateos Taborda dijo...

Un poema excepcional. Bello y certero. Un final maravilloso: "El futuro está en mis manos". ¡Excelente!

Gino dijo...

Estremecedor, este no lo conocía, ¿dónde estaba? se me pasó.

Hay en el trasfondo de tu poesía una conexión con otra dimensión, si no, cómo crear de esta forma.
Me detienes.
Un abrazo.
Gino.