Cautela mortis


Incinera estos versos
con la garganta hendida,
hasta que por tu lengua,
corran moribundas las heridas…
…muerde estos besos de papel,
durante el paseo antagonista
de tus espejos,
cada vez que te detengas
junto a la materia prima
de las ideas insepultas;
o cuando la disposición,
inclinada,
del firmamento completo,
disfrute bajo tus faldas
la cautela muerta
que besuquea mi mente,
cada vez que yo descubro
la mordaz simetría azul,
de una poesía maldita
evadiendo, despedirnos.

4 comentarios:

Jimmy dijo...

Hermoso compañero... una locura este poema.

Saludos

Gino dijo...

Poesía.
Impresionante.
¿Te puedo enlazar en mi página?
Un saludo
Gino

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Bello, infinitamente bello. Un gran poema. Saludos

JosEvelio dijo...

Me uno al coro:!!Bravo!!Excelente...