El dios de los sueños


Contigo yo soy,
aunque tu intuición
expurgada de desvelos,
no pueda contener
mi manada de choque;
contigo yo soy,
porque absorto en tu tristeza,
arrastras las ruedecillas
hasta mi muralla más intima,
sin desconfianza.
Contigo yo soy,
en el escondite de tu cama,
a la par de mi conciencia,
y en cada auditoria
sobre las direcciones
con nuestros nombres en el tiempo;
Oh, mi ángel,
contigo yo soy,
aunque después te arropes
bajo el manto del desconcierto,
y busques experimentar
entre mis alucinaciones,
los alcaloides de mi estrado.
Contigo yo soy, Morfeo,
aunque Zeus no perdonara
que revelaras sus secretos.
Pero hoy, que Zeus ha muerto,
y yo te he resucitado,
juntos conquistaremos
el lenguaje de éste ensueño.



2 comentarios:

Elizabeth Girasoles dijo...

Es muy complejo el mundo de los sueños....muchas veces nos transportan a una efìmera realidad en brazos de morfeo...

Geniàl como siempre tu escrito, Roger, abrazos desde la otra esquina!!

Lord_of_illusion dijo...

Un poema simplemente genial, encantado realmente de estar en tu espacio. saludos desde este pedacito de universo
the lord