El regreso del absolutista




Cuando el curso de la naturaleza
sacude mis aspiraciones,
la fibra animal en que estoy envuelto
retrocede a la réplica de mis días
perpetuos en palidez progresiva.
La oscuridad es más clara
sobre los jardines de las escarlatas,
y este cuerpo no pide otra cosa
que beber sangre, eeeso,
y sin medir las consecuencias
de una salida imprevista…
…estoy viviendo en un paisaje
de gráficas demolidas;
alojado en la torre del castillo
donde reviso los signos,
y afino el campanario,
esperando al próximo mortal
que tocará a mi puerta,
buscando el fin de su propio mundo.


2 comentarios:

Esperanza E. Serrano dijo...

Roger, gracias por tu visita a mi blog. Hoy, en especial, te invito a leer algo que publiqué.
Estaré al tanto de la salida de tus libros.
Un abrazo
Espe
.

José Antonio del Pozo dijo...

qué bien agitado el misterio vampírico y oscuro de la existencia. bravo
saludos blogueros