La ciudad de los inmortales


Sión, hazme instrumento
de tu fuego eterno.
Donde cunda la noche,
que siembre yo el sol;
donde muerte, que yo sea redención;
donde haya tiempo, inmortalidad;
donde haya tempestad, ser calma;
y donde haya reveses, la victoria;
Oh, Excalibur, confiéreme
conducir mis hermanos a Sión;
no dormir sino despertar;
no privar sino convocar;
no confundir sino convencer;
pues es persistiendo que triunfaremos;
es triunfando que seremos legión,
porque es siendo libres que renacemos.

1 Comentarios :

Gino 13 de octubre de 2011, 9:26  

Ah Roger, que poema tan profundo, tan de todos, nosotros los errantes en busca de nuestro Sion.
Un abrazo.
Gino.

Publicar un comentario

Gracias por visitar Ruedas del Tiempo. Vuelve pronto.

Posteos anteriores

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger

Blogger templates

About This Blog




Estadisticas

Blogger news

All texts are the property of Roger Rivero and are protected by international copyright laws. You may not alter or remove any trademark, copyright or other notice from copies of content.You may, however, download material from the site ( one machine readable copy and one print copy per page ) for your personal, non-commercial use only.
Safe Creative #1003095722764

  © RUEDAS DEL TIEMPO Roger Rivero by RDT 2012

Subir TOP