Fábula de Karlín y Abel


Conoció Evo a su mujer Alba,
la cual concibió y dio a luz a Karlín,
y dijo: Por voluntad de Papi
he adquirido un varón.
Después dio a luz a su hermano Abel.
Fue Abel pastor de ovejas y Karlín,
pastor de ovejas también.

Pasado un tiempo, Karlín trajo a Papi
de entre sus borregos intelectuales
un proyecto de gobierno socialista.
Y Abel trajo también,
de entre sus borregos intelectuales
un proyecto, empero democrático.

Y miró Papi con agrado a Abel y a su ofrenda,
pero no miró con agrado a Karlín ni a su ofrenda,
por lo cual Karlín, se enojó en gran manera
y decayó su semblante.

Entonces Papi dijo a Karlín:
__¿Por qué te has enojado
y por qué ha decaído tu semblante,
si siempre hay que limitar y supervisar
el poder de los dirigentes
para proteger a las minorías
y a los individuos?
Si hicieras lo bueno,
¿no serías un desconocido prácticamente?
Pero si no lo haces, el demonio del poder
en sus formas sutiles está a la puerta, acechando.
Con todo, tú dominarás al deseo autocrático,
un buen líder debe lograrlo.

Karlín dijo a su hermano Abel:
__Salgamos al bar.
Y aconteció que estando ellos en un bar,
Karlín levantó contra su hermano Abel
el bate de Cabrera y lo mató.

Entonces Papi preguntó a Karlín:
__¿Dónde está Abel, tu hermano?
Y él respondió:
__No sé. ¿Soy acaso guarda
de un cachorro del imperio?

Papi le dijo:
__¿Qué has hecho?
La voz de la sangre del hermano
que matas por pensar distinto,
clama a mí desde la tierra.
Ahora, pues, maldito
seas en la tierra,
que abrió su boca para recibir de tu mano
la sangre de tu semejante.

Cuando hables por la tierra,
los unos se volverán contra otros;
no te volverá a dar sus frutos las palabras,
sino borregos; errante andarás repartiendo
las riquezas de tu país,
a cambio de apoyo a una utopía,
y en tu tierra, condenado estarás
a apelar por el instinto tribal,
cada dos sentencias.

Entonces Karlín respondió a Papi:
__Grande es mi culpa para ser soportada,
pero Abel era como Mister Danger, Papi:
un siervo de la oligarquía y un golpista…
…Hoy me echas de la tierra,
y habré de esconderme
de la indagación profunda.
Errante y extranjero
en la tierra andaré confundido y
confundiendo, y sucederá que cualquiera
que me encuentre, me contradecirá.

Le respondió Papi:
__Ciertamente cualquiera que contradiga a Karlín,
siete veces será contradicho.

Entonces Papi puso un tatuaje de Castro en Karlín,
para que no lo matara cualquiera que lo encontrase.

Salió, pues, Karlín delante de Papi,
y habitó en Miraflores, al sur del paraíso,
satisfecho de poder lograr pasar a la historia,
es de decir: ser alguien.

Y exclamó Papi: ¡Militares! Carajo.

4 comentarios:

Gino dijo...

A medida que nos adentramos en este relato poético van surgiendo imágenes que disparan la suspicacia, nos vamos poniendo alertas con la sensación de saber que el final será conocido, sientes una rara satisfacción, inexplicable al menos para mí de que conoces las sorpresas ocultas del poeta, para llegar a la conclusión de que no eras tú, es el poeta que nos hace cómplices y nos arrastra y entonces regresas al principio y vuelves y vuelves, te lo dije hace poco, eres adictivo hermano.
Un abrazo
Gino

Lord_of_illusion dijo...

Hace tiempo que no me dedico a leer los blogs y a muchos les debo una visita no obligada, por que seria como venir a fuerzas ha ahcer algo que no me apetece, y estuve haci por mucho tiempo bajo el manto de los bloqueos mentales que no permiten ni la lectura ni el proceso creativo, hace unos dias decidi levantarme y empezar nuevamente el camino, por eso estoy aqui, por ganas y deseo de conocer y compartir, dar gracias por el tiempo tomado y como reciprocidad darme el tiempo de degustar tu arte, y que puedo decir, no me quedo solo con este seguire leyendo tu trabajo, pero dejo aqui la esencia total de mi visita , saludos desde este pedacito de universo.

The lord

Alma Mateos Taborda dijo...

Un relato poético maravilloso de impecable nivel. ¡Felicitaciones! Un abrazo.

Esperanza E. Serrano dijo...

Buen relato. Y muy buena analogía.
eres único!
Un beso
Espe