C:/ Nuestro




C:/ Nuestro, que estás en la red de los circuitos,
inmutable sea tu empalme de epítetos;
venga a nosotros tu oreja de teclado;
hágase tu conexión de estaño,
en el registro roto,
como en los ángulos descascarados.
Danos hoy capacidad para el ajuste;
perdona nuestras posturas de dominio
como también nosotros perdonamos
a los tomacorrientes curvilíneos;
no nos dejes caer en los votos del pantano,
y líbranos de todo rayo muerto.

1 comentario:

pepi Barragán dijo...

Amigo, tu poesía está cargada de la consciencia de lo absurdo.Me parece genial.Un abrazo