Spoiler


Le sobra, de la locura propia
y de la ilustrada,
así como matrices melódicas,
discursos para los ojos,
voces para imitar la totalidad,
artículos de misa, y pura miel sexual,
pero padece del encogimiento y desamor
de sentarse con su desigual.
Le falta, un tanto de la calidad psiquiatrica
de la historia, poseer alguna vez la jarra;
necesita algo de autoaniquilación.
En fin, carece de encontrar
dentro de cada uno, a otros;
porque perdió su propia ubicación en el tiempo,
en la piel, la sangre, y en su forma
de poseer el mañana.