Caja de música

Las hadas sinfónicas
encuban sonidos mágicos
en el cofre del alma,
pero el motor de huesos
encuba plumas
en sus mandíbulas.

4 comentarios:

Al Hrrera dijo...

Te das cuenta que cuando una mente trabaja, como que involuntariamente se mueven unas cuantas más?

Lástima que parte de la energía transmitida se pierda en el aire. Por lo menos soy afortunado en ser de los primeros eslabones, al leerte con gusto.

RDT dijo...

El placer es mio, gracias mi amigo por estar, un abrazo fuerte Al, y lo que dices es verdad, a veces sucede.

Roger

AnaR dijo...

Yo aplaudo y admiro esta actividad inspiradora tuya, de ahora.Por tí y para ti.A pesar de ese cierto hermetismo.

Un abrazo, socio.

(Me encanta la nueva foto de tu perfíl, estás muy ,muy natural)

RDT dijo...

Bueno Ana tu me apoyas todo, jijiji, nunca sabre cuando algo esta malo asi conio, gracias por dejarme tu huella y dejarme esas energias positivas que estimo mucho, un beso, Roger