Necesito:













Una tiza,
para expresar en palabras
mis períodos de asfixias en la pizarra,
en contraste, con el paraíso de su olor
impregnado en la ropa intima. 
Un pincel,
para dibujar la viviente resonancia
de las cruces en llamas
que fueron necesarias para ver mejor
la materia cruda
de la excavadora vaginal,
constructiva,
que a veces ronda mi imaginación
con un pene.
Un lapicero,
para reproducir el punto inconexo
del jazz con mis sensores.
Será para algún otro escondite,
no para mi.
Necesito un teclado
para contar la historia
de un frecuentador de cabezas
con otro banal enfoque,
sobre la honestidad por teléfono.
Y un taladro,
para borrar el itinerario
de la masacre,
y su duplicado lateral. 

Abates de belleza




















Si usted comprara la fantasía en las urnas,
le gustaría que respondieran por usted, ¿no?
Lógico, a uno le gusta invertir con garantías,
en la inmortalidad que cuelga en las películas.
Pero no hablemos de posibilidades.
Vayamos a lo seguro.
Piense en lo que ofrecen los Abates de Belleza:
resonancia calificada para servicio y mantenimiento,
repuestos legítimos de entropía
y una red de señales vivases
con más de 60 años de experiencia en espejismos.
Esto es lo que se llama seguridad.
Y ahora que lo pensó, se dio cuenta por qué
aseguramos que el laberinto recibirá
los mejores elogios del mercado poético.  
Además, no es primera vez que un modelo
nuestro de estatuas rapsódicas,
es elogiado durante más de medio siglo.

Intersección sonora












 

Es cierto.
Las razones para llenar camas
de significados siempre cambian.
Se suman cada día.
Y eso es lo bueno.
Lo confiable y gratificante
de tener musas en casa.
La forma nos deshuesa.
Y hoy te presento:
El poemasitorio 
Poemas en supositorios 
Úsalo y expandirá
tu capacidad creativa.
Hasta un 20 % de descuento
en la próxima compra
de un poemasitorio.

Estructura invicta
















Ahora que puede
la colonia del suministro de visiones,
le ofrece la mejor oportunidad de su vida
para invertir bien su salmo en blanco.
La independencia de todas las molestias
que significa completar pasajes lacónicos,
se la ofrecemos nosotros bajo condiciones
a prueba de tartamudos,
que usted no podrá desechar
cuando las conozca:
El mito en cascada del reflejo puntual
del color propio de cada mes,
ángeles de artilugio para la impresora,
desmagnetización de silencios marinos
en la brújula de las corazonadas,
holocaustos en la óptica. 
Lotes para desaparecer en la miel
a precios moderados
o en abonos fáciles de llovizna.