Trailer N.1 de Fauna Humana

Trailer N.1 de Fauna Humana, a la luz el 22 y 23 de Noviembre de 2014


Presentación Online del libro: Fauna Humana, de Roger Rivero

Tengo el gusto de invitarlos a la presentación online de mi nuevo proyecto por medio de una videoconferencia. Creo que este método facilita que quienes no puedan asistir a las presentaciones públicas en mi ciudad, lo puedan hacer virtualmente, asimismo, ambos días estaré atento en contestar cualquier inquietud o pregunta de uds.

El primer día estará dedicado a los amigos de América y el segundo a los de Europa.

Creo ser el primer autor o uno de los primeros del mundo que utilizará este medio virtual para presentar una obra literaria, de manera que ha de ser una experiencia muy interesante, que quedará recogida en videos que posteriormente se encontrarán disponibles en mi canal de youtube.com/ruedasdeltiempo

Fauna humana, contiene prosa poética, poemas y reflexiones elaboradas desde un tópico Orwelliano, dentro de la temática de la crítica social. Es un proyecto inclinado a resaltar el valor supremo del ser humano por sobre los ideales de cualquier clase.

Un cordial saludo

Roger Rivero

El arte de maravillarse con las maquinarias



Fragmentos de lunas ahogadas en una lluvia de plasma, sanaban la mente y aliviaban el corazón de una anciana transparente de otra dimensión.  Desmenuzando los evangelios que las viejas calles procesan, provoca que el albor de los metales, más oscuros que la luz, siempre respondan a sus lamentos simulando las siluetas de los ángeles.

De pronto, los borradores de memoria escurriendo su universo interior, le envían insinuaciones de otros mundos cuando ella se pone en silencio, pero por detrás,  infiltran despacio el paseo oligárquico de las memorias, hasta invadirle por completo el cerebro.

Entonces la muerte se aproxima, el descenso se ejecuta, un mecanismo giratorio desconocido es activado y en forma simultanea, aparece delante:  La máquina, y esa  era la señal esperada por ella para morir segura, de que ya nunca más estaría sola.

Como sabemos, la seguridad es un mito porque nada es permanente, sin embargo, ella nunca lo supo porque habia belleza en su ingenuidad. 

Reliquia



Tan abstruso y oscuro,
hambriento y lascivo;
venenoso, furioso y completo,
a la vez, pintoresco, alarmante,
educado y silencioso;
tan él es que empalidecido
en su ataúd flagelado,
no deja de enfriar el reloj del espíritu,
porque el realismo ha partido
tras la estatua rapsódica
con la timidez del sonido
de la eternidad.



Todo parece ser nada más que una mentira



Como una partícula de velocidad de escape
estoy venciendo la gravedad
de unos cuerpos celestes vacíos de vida
y sentimientos de humanidad,
puros desechos cósmicos que chocando entre si,
por las densas nubes interiores
me rompen las pelotas.
Arrastrado hacia un nuevo fenómeno del ser,
creo ser capaz de caer más allá  
donde se desploma el horizonte,
y con el fuego palpitante de nueve mil soles
poder ser invisible,
ante esta furia de la gran densidad. 


Llamamiento ingrávido

  
   Aturdido por la luna, Samuel deja su casa y va a rendirse a las largas distancias del campo; le gusta cantar entre los montes y las laderas,  escuchar el propio curso blanquecino de sus ecos. Él apareció de la nada en mi historia, ocupado en desplazar la corriente que defrauda los latidos de su corazón. Se había olvidado de vivir.

   Samuel, en síntesis, se montó en una pauta hereditaria, a establecer una posición práctica hacia el enfoque a sus problemas personales, pero en el aire endeble que palpita la caída de la figura más pesada del momento. Y eso le condujo a la incomprensibilidad.

   Samuel, ciertamente, terminó con la restricción del silencio y con la suma dictaminada por el proceso figurativo de la rigidez en el pensamiento. Recordó su mortalidad.

   Después de aventar la natación alrededor del cuidado del pesimismo, se va caminando tranquilamente a buscar el sol, para habitar después del trasnocho, en el objeto de una melodía geográfica, que el movimiento de adoración primitivo modifica, para que nunca despierte de este sueño dentro de otro hasta el infinito.

Rigor mortis

  

  Un mar de caras, un mar de vidas, el proceso de tránsito peatonal por las arterias lineales del fino expreso de las corrientes de sílabas, la caída del número de celda, o de cuarto, en la puerta de cada hogar donde el aterrizaje forzoso de las facturas es noticia; el olor de la reducción mediana que hay en los parques; la fisura congénita de gravedad, electromagnetismo y de descargas eléctricas en los sanatorios por todo el país; la desviación sin intenciones frívolas en templos y mezquitas; la huelga estudiantil para que los sacerdotes se acerquen de una vez al acto sexual. A eso le añadimos: un mar de ojos, un mar de oídos y ríos de lenguas que desembocan en el dopaje multitudinario de la frigidez neuronal que habita en los bolsillos; asimismo, tiene la tempestad del cuestionamiento general porque se legislan mentiras en el varado teatro del gobierno; también, hay restos de ese material alcalino descompuesto que corrompe las universidades; hay huellas del honorable respiro en muchas esquinas de los seres, que frente al espejo público, vuelven la vista al infinito. Por último, su tatuaje divulga la visión congénita de repugnancia por la delincuencia o lo militar; la desventura disfuncional de la política; la opinión puntiaguda en las oficinas de los abogados, la energía desobediente de los pocos que podían pensar inclusive sobre  la vieja incertidumbre, siempre fresca y sin sellar de que algo anda mal en todo el mundo. En síntesis, camillero, al entrar a la morgue, a mano izquierda hay otro prototipo de la fertilidad del polvo y su ensamblaje, con la etiqueta número 8. Por favor, llévaselo al tanatopractor, para que en un par de horas esté disponible y sea transportado a la funeraria, dígale que va de parte del médico forense.

  El camillero desapareció por el pasillo camino a la morgue, maravillado de tanta elocuencia, y pensado para si mismo:

__ Tal parece que fueran a enterrar a esta sociedad moderna. 

Fiesta de las calaveras


    Una y otra vez, volvemos a las fosas receptoras de estos huesos vencidos por el tiro de gracia del reloj, pero sin paralizarnos por la luz del faro eterno de la vida. De nuevo, somos criaturas imaginarias hechas con despojos espirituales; somos otra vez, los amantes sulfurosos de las zanjas laceradas por el tiempo, allí donde miles de mariposas salen a mendigar a diario  la renta mística que acapara el bolsillo de un monte borracho de gusanos. Nuevamente, el aliento rítmico de frías lapidas de mármol se hace eco del baile de la muerte ante el peligro de las telarañas de carne con sus procesos corporales; de nuevo aquí, tú y yo, amada mía, sumidos en el afán por cubrir el esqueleto, con prendas perfumadas del olor a túneles y cámaras.

   Una y otra vez, se vuelcan nuestras posturas más lóbregas y panorámicas, a dar retoques venenosos en los monumentos frente a los espíritus; ellos sentados en los asientos frenéticos del parque, miran un horizonte de rosas y flores disecadas, en tanto los vivos visitantes, parecen ajenos a la purificación acromática, a las mareas interiores, a las cumbres perturbadas, a los corredores del pasado que a todos nos arrastra, a las ranuras de cenizas, a las secuelas de la enumeración repentina, a los apreciables contornos donde el caos termina. Parecen insensibles ante los estigmas a prueba de agresores, no respetan la obligación de estar muertos para alguien; no sé que les pasa por la mente para estar ajenos al silencio desaguado de las lapidas raídas, a la atracción por las ruinas, a la putridez de los santuarios expresivos y al fin de una pausa sin rescate; entonces, ciegos al destello de las cruces, mudos para tú nombre y mi nombre y sordos para escuchar nuestros conciertos, vienen a visitarnos, una y otra vez agasajados hasta morir.

Posteos anteriores

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger

Blogger templates

About This Blog




Estadisticas

Blogger news

All texts are the property of Roger Rivero and are protected by international copyright laws. You may not alter or remove any trademark, copyright or other notice from copies of content.You may, however, download material from the site ( one machine readable copy and one print copy per page ) for your personal, non-commercial use only.
Safe Creative #1003095722764

  © RUEDAS DEL TIEMPO Roger Rivero by RDT 2012

Subir TOP