Vehículo de arraigos




El talego
de la existencia
es ese pecho de pan
que regatea
relojes
afuera de sí mismo;
es una abstracción
móvil
hasta la calma
cadavérica.

2 comentarios:

stella dijo...

Sin duda es un placer leerte, tus poemas son totalmente distintos y atrayentes
Un abrazo
Stella

RDT dijo...

Es placer es mio, gracias por estar entre mis letras, un abrazo amiga, Roger