A bordo de nosotros




















En la zona inescrutable
del molde de nuestros huesos,
el viento de las vibraciones astronómicas
encalla en la oscuridad.

Cuando la ciudad dormía...

Las hojas de los esquemas humanos
es lava en los espacios
con que las vueltas evolutivas
y los almanaques
desorientan el amanecer.

Cuando la ciudad dormía...

En los confines del cosmos,
por los bordes del universo,
retornó la luz hecha versos,
y bajo la música de las esferas
nació el hijo del sol.

Cuando la ciudad dormía
alrededor del silencio.


Photoshop por: Roger Rivero.

15 comentarios:

Pedro F. Báez dijo...

¡Qué bello poema, Roger! Cuando la ciudad dormía sucedieron tantas cosas... El hijo del sol... ¿Una clave secreta? ¿Jesús o algún otro avatar antiguo? Nace no sólo del cosmos sino de "la luz hecha versos y la música de las esferas..." Eres tal vez tú mismo, hijo del sol; hijo del tiempo y de la poesía; hijo del arte y del talento que te ungen. Hermoso el misterio que revela la pregunta. Mejor mantenerlo ignoto y distante, como un planeta virgen vedado y fuera de los límites de lo ordinario. Hoy me sentí casi niño al leerte. Así de tiernos encontré los versos que me motivan a decirte todo esto. Hermosa también la nueva foto de tu perfil. Se me antoja sumamente poética, sugerente, soñadora. Cuasi-mesiánica. Un fuerte abrazo, hermano.

Lab. de Procesos Químicos dijo...

Holia Roger =)

La poesia se expresa en la palabra, es cierto, pero ya me conoces, la verdadera poesia no es la forma literaria, ni lo que dicen las palabras, sino a donde llega el corazon, a donde el pensamiento, a donde el ser, y si alguien mas se eleva, profundiza, disfruta de si mismo, en alas de la palabra.

Los esquemas humanos desorientan el alba. No hay que dejarse atrapar por ellos. Ser libre. Y traer la musica de las esferas, para que mas gente sea libre, aunque sea fugazmente, de esa lava que enlentece la evolucion.

Muy emotivo el comentario de Pedro Baez, me agrada ver que el sintio ternura ;-)

Bendiciones!

Jimmy dijo...

Cada vez que te leo me quedo en silencio, como la ciudad..

Saludos

María Ramos dijo...

Estos dos últimos poemas que has escrito me parecen distintos de los anteriores. Me pregunto: ¿Nueva etapa, amigo? Sea como sea, sigue volcando palabras cuando la ciudad duerma, que sepas que otros bebemos de ellas y con ellas tienes el poder de iluminar.

mipequeñomundo dijo...

Roger.
Visite tu blog. Escribes con mucho sentimiento.Me gusto arto.Felicitaciones!!!

Un cariñosos saludo. Rayén

JosEvelio dijo...

Roger definitivamente es un privilegio leer tus poemas.En "A bordo de nosotros" ya el flechazo es muy alto.!Enhorabuena!

El Sentir del Poeta dijo...

Roger, fue un placer encontrarte, escribes con el alma tus poemas llegan al lector, escribes maravilloso.
desde ahora te sigo, precioso blog con un contenido de lujo.
besitos para ti, que Dios te bendiga.

Roger Rivero dijo...

Muy agradecido siempre a todos y cada uno por vuestros generosos comentarios, muchas gracias amigos.

BlackRose dijo...

Hellooo from Greece and ΣτάΛες στο ΓαΛάΖιο blog team.Come with me in ΣτάΛες στο ΓαΛάΖιο !!!

Roger Rivero dijo...

Και εγώ να καλέσει την Ελλάδα, και εγώ; Χαιρετισμούς.

Aurora dijo...

Cuando la ciudad dormia alrededor del silencio.
Que hermosura de poema !!! un placer leerte.

Un beso

Aurora

Te sigo.

ruedasdeltiempo.com dijo...

Aurora, muchas gracias por tus palabras y por visitar, que tenga usted un buen fin de semana, un abrazo, Roger

Poetiza dijo...

Roger, cuando la ciudad duerme suceden muchas cosas. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

estrella dijo...

hola roger hermoso poema, tus letras son cautivadoras, te sigo, abrazos y bendiciones con amor....luz estrella

Al Hrrera dijo...

No se que pretendes, que se me dilatan los ojos un poco cada vez que leo tus poemas. Yo ya sabìa que la belleza puede acarrearle problemas a uno, pero tambien de salud y de cordura?
¿Que pasaria si te pidiera que escribieras menos... hermoso? No, no lo creo. No estarìa dispuesto a sacriicar tu talento por mi propio bienestar. Asì que seguirè leyendo. Con permiso.