Creado sin sombra


Brillo
de zancas,
túneles
y orillas
fosilizadas;
brillo
de escuadras,
obsidianas
y horas flojas
pero milagrosas;
brillo,
de oraciones
fálicas,
visitas
enzimáticas
y baliza interior;
brillo,
de silabario guardián,
alas inexpertas,
y mikado ocultista;
brillo,
de blanca palidez,
edad indivisa
y del aliento que mima;
brillo
de ‘Brillos’,
que se pierden
en su cabeza
llena de pasos,
como el resplandor
de su espada
temeraria.

4 comentarios:

Pedro F. Báez dijo...

Brillo alucinador y magnífico de tu mente. Este poema es una gema indisputable. Todo encaja, todo fluye, todo corresponde y todo comunica una imagen, un estado de ánimo, un concepto, como un universo contenido en sí mismo. Quedé prendado. Un abrazo, genio.

Charlie. dijo...

su cabeza llena de pasos ...

au me encantó
sos grandee che ! :)

no te vayas! y te lo digo con cara de niño caprichoso (??) jajaja


que estes bien,
y volvé pronto

un beso!
:)

Poetiza dijo...

Roger, siempre que paso a leerte, me quedo enrredada entre tus letras sin tiempo. Besos amigo, cuidate mucho.

Roger Rivero dijo...

Gracias a todos y cada uno por su regalarme su tiempo y comentario, se agradece un monton, un fuerte abrazo y buena semana!!!