Canta para mí


Háblame del hombre bueno
y de la mujer también,
del gesto hermoso de sus honestidades;
de lo bello que es compartir a su lado
nuestros momentos de duda
y lucidez.
Háblame de la sinceridad de mis pueblos
no sólo de sus errores y defectos,
por amor a la verdad,
háblame con tu vehemencia del hombre
que se afana por un mundo mejor,
del que ofrece su tiempo al necesitado,
del que te dio la mano inesperada
a su manera,
del que te bendijo,
del que te sirvió,
del que te escuchó
cuando tu grito era urgente…
Háblame, convérsame de la ternura
de nuestra gente
para que los hijos venideros del mundo
lo escuchen de ti y la vean natural,
tan natural cómo tú veis hoy la miseria,
la depredación, el egoísmo y la desesperanza popular.
En fin, háblame del ser humano sin voceros ya,
del que no hay muchas noticias todavía;
sin pretensiones,
en su alegría de hermanos,
con la simpleza del campo, el aroma del café…
si tú, el de la pluma errante,
exprésalos sin temor a la inquisición,
a la mujer, el hombre, al niño, el anciano,
y quienes se caen, y se levantan aferrados
al sueño de algo mejor,
claro, si no te duele la sangre.

De Ruedas del Tiempo

8 comentarios:

Jimmy dijo...

Me gusta la ilustración que tienes para tu libro.

Saludos.

Roger dijo...

Gracias. Hace muchos años que hice ese dibujo, y no pense que seria la ilustracion para el libro hasta que mi maestro mister D. vio que era perfecto para esto. Un abrazo Jimmy y pronto te visito.

Alma Mateos Taborda dijo...

Brillante poema. Genial la ilustración del libro. Un abrazo.

Aldhanax Swan dijo...

Qué hermosas palabras, realmente me hicieron llorar, lo cotidiano, lo humano, lo bello con tus palabras se hacen tan hermosas. Me encantó.
Perdón por mi ausencia.
Besitos

Simon-Jose dijo...

Roger;
Te conoci gracias a tu visita al blog de Esperanza Serrano ( es mi compañera), y me he maravillado con este tu blog.
En tus citas personales hay una que me hizo recordar algo muy bonito que lei en mi niñez hace ya mas de cincuenta años.
Me refiero a: Si queremos un buen mundo....
Un viejo y milenario proverbio chino dice:
Si hay bondad en el corazon....
Habra belleza en el caracter.
Si hay belleza en el caracter....
Habra armonia en el hogar.
Si hay armonia en el hogar....
Habra orden en la nacion.
Si hay orden en la nacion....
HABRA PAZ EN EL MUNDO.

Un abrazo patriotico y cubanisimo,
Simon Jose Marti Bolivar.

Pedro F. Báez dijo...

Roger, ya estoy de regreso. Me has dejado sin palabras con este poema. Ojalá pudieras hacerlo llegar de alguna forma a los que aún pueden, si quieren. Este poema eres tú, sin máscaras ni sombras. Me consternó. Un fuerte abrazo.

Alma Mateos Taborda dijo...

Paso, vuelvo a leerte y te dejo mi abrazo, hombre bueno.

Al Hrrera dijo...

Es poco usual leer un canto a la vida como este que provenga de tí... Es hermoso, caballero, como ver uno de esos comerciales de Coca-cola con soundtrack de Oasis, pero sin ser patético ni románticamente exagerado. Y por supuesto, me ha encantado. Me pregunto, honestamente, si encontraré algun texto tuyo que me llegue a disgustar. Espero nunca contestar esa pregunta, Escritor.

Saludos desde el ocaso.