Método de colección verbal



La espina dorsal
del brazo mecánico
adorna el lugar sombrío
de un satélite
en la oscuridad.
Enciende la luz,
y con una soldadura
de aleación,
une el puente
informativo roto.
En la nave,
el equipo técnico
se mantuvo
en una exhaustiva
calibración,
hasta que regresaron
las señales,
y pudimos seguir
presenciando
a mil años luz de casa
el alumbramiento
del nuevo mundo.



Alfa Centauro


Pueblos en la luz
de tres soles,
por estados precisos
mezclados con la sombras;
toda la furia de tus estrellas
contenida en el discurso
que sus habitantes recitan
en busca de claridad;
multitud
de tribus enteras
semejantes a la humana,
marchándose a dormir
a sus fronteras dolorosas;
pueblos con dudas
rindiendo sus afinidades
ante los armamentos
que acompañan
la unidad lineal
del primer vehículo espacial;
reinos mágicos
en la curvatura del caos
sacando identidades
para tocar
las fracciones musicales
de jóvenes lunas de mujer;
países,
con ópticas brillantes
buscando el símbolo encarnado
del corazón
sobre el trineo de los orgasmos.
Pastel en el cielo;
inspiración constante
en los sueños del impulso revelado,;
santuario expresivo
del paso del tiempo cósmico...
Lugar
a veces infértil
para vagar eternamente
en el helado umbral
del juicio;
si, tú, planeta escondido
y barricada de la historia
sobre nuestros ancestros,
inclina las orejas
que pronto os llega
un cambio.

Redención imaginaria



¿Quién?

Un grupo de arqueólogos.

¿Qué?

Encontraron un dispositivo electrónico

que data del año 2099.

¿Cómo?

A través de un equipo científico.

¿Dónde?

En las pirámides de Egipto.

¿Por qué?


El descubrimiento apunta a la teoría

de que a veces somos la consecuencia

de algo que ya sucedió.

Síndrome magnético


Desmotiva,
que un agujero negro
tristemente peinado
disfrute de si mismo
encogiendo nuestra luz;
pero vivifica,
el resplandor
de nuestro satélite
vacío y solo,
quien por el valor
sentimental del sol,
es el estandarte
vencedor
del tiempo invertido
en el juego
de un planeta mayor.



El espejo


El contenido de tu silencio
debiese indicar mi inexistencia,
aunque mas bien padezco
de existencia dilatada al 100%,
(otra hazaña de aluminio
hecha por un viejo sistema
sensorio de la realidad).
Soy como un misil
de rectángulos directos
y curvas favorables
para explorar supernovas.
En conjunto, es justo indicar
las insinuaciones palpables
de la fresa que mueve
el color de mis labios,
aunque por dentro arda
virtualmente,
dada la incertidumbre
de este estilo de vida artificial.
(Nos parecemos mucho
en eso de no saber mentir).
Hoy frente a ti, por primera vez,
me digo haber comprobado
que desheredé los datos recibidos
en mi misión a la Tierra;
no precisamente por este horario
a punto lleno con la vida,
ni por causa de los invasores
retóricos del proceso,
sino por la armonía de los contrarios:
esto de ser una máquina
que adquiere una cognición bonita,
bajo la hipótesis de distinguir
lo que estás pensando
de mi animación simétrica.

Una prórroga alrededor del proceso orgánico




Se separan dos cuerpos celestes
alrededor de la casa planetaria
donde nos dimos el primer beso.
¿Recuerdas cuando brillaban
con luz intermitente
la pauta hereditaria del Universo?
Por entonces,
en el fluir de nosotros
eran abundantes los elementos químicos
del amor verdadero, como ahora es.
También yacía escondida la creencia
de las playas grises,
pero eso no nos importaba tanto.
Como androides adolescentes,
hojeábamos la corriente
en busca del informe escrito
a más de 200.000 asteroides
sobre el origen de todas las preguntas,
sin pensar en la amenaza de la energía oscura,
ni en la vivacidad del espacio-tiempo.
Éramos simplemente corazones
que buscaban entre ellos
lo suyo en sus interiores.
Y así encontramos lo nuestro
cubierto de escombros y gases
en los hornos del proceso
lingüístico de las estrellas.

Hoy la calle tiene frío,
y estira el trabajo donde antes estuvo
el viaje de fluir en uno mismo.
Quiere abolir el órgano respiratorio
de manera que el último
jamás necesite del aire.
Ha vuelto a olvidar,
que las galaxias están vivas
buscando con sus brazos también,
al prócer locomotriz
del sistema de medición
inherente al vehículo espacial
de la imaginación.
Deberíamos ser felices,
ahora que Urano y Neptuno,
se han separado,
y dejar que los niveles de radiación
calibren su órbita en busca de papel.
Recordemos que el cosmos conquista
en un grupo de edad desconocida,
a las ondas cerebrales
que captan el ojo de las artes
interpretativas...
y que se vive solo una vez.



Posteos anteriores

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger

Blogger templates

About This Blog




Estadisticas

Blogger news

All texts are the property of Roger Rivero and are protected by international copyright laws. You may not alter or remove any trademark, copyright or other notice from copies of content.You may, however, download material from the site ( one machine readable copy and one print copy per page ) for your personal, non-commercial use only.
Safe Creative #1003095722764

  © RUEDAS DEL TIEMPO Roger Rivero by RDT 2012

Subir TOP